Tramites Ofiespai Centro De Negocios Oficinas

Te conviene una Oficina Virtual

Te conviene una Oficina Virtual

 

Abrir una oficina física implica un gasto considerable tanto para los emprendedores como para empresarios que ya llevan varios años en el mercado. La realidad es que, si eres dueño de una Empresa y tienes un equipo a tu cargo, prescindir de un espacio físico para dirigir y administrar tu negocio es una opción viable… y cada vez más en tendencia.

La tecnología y los avances en los canales de comunicación han permitido que cientos de personas trabajen desde su casa y administren negocios en la comodidad de su hogar o de otros lugares. No obstante, aunque esta opción puede ofrecer numerosos beneficios (especialmente en la reducción de costos y de tiempo de traslado), también tiene algunas desventajas, entre ellas, la imagen poco profesional que puede proyectar el emprendedor hacia posibles clientes e inversionistas.

Desde hace más de 15 años se popularizó en distintas partes del mundo (principalmente en Estados Unidos y Europa) una tendencia laboral que atiende este mercado: las Oficinas Virtuales. “Tener una oficina virtual es tener todo menos la oficina”.

 

¿Cómo sé si las Oficinas Virtuales son para mí?

 

Esta modalidad alternativa a las oficinas tradicionales puede resultar una de las mejores opciones para potenciar tu empresa. Una oficina virtual es una buena opción para:

  • Empresas, profesionales y autónomos que no necesiten tener una dirección física propia para desempeñar las tareas de comercialización de sus servicios o productos pero que sí necesiten una dirección representativa en el centro de Castellón para mejorar su imagen comercial y fomentar la confianza de sus clientes.
  • Empresas, profesionales o autónomos que emprendan una actividad y necesiten reducir al máximo la inversión inicial pero quieran disponer de una dirección representativa en el centro de Castellón.
  • Profesionales liberales o autónomos en cuyo domicilio particular no les esté permitido realizar actividad económica alguna por prohibición expresa de su contrato de arrendamiento.
  • Empresas o actividades profesionales que necesiten ofrecer a sus clientes un sitio físico donde poder entregar documentación, paquetes, productos, recoger pedidos, mantener reuniones, etc.
  • Grupos empresariales que necesiten diferenciar sus actividades económicas mediante domicilios sociales distintos.
  • Empresas ya consolidadas que desean reducir costes pero que necesitan mantener la representatividad comercial.
  • Emprendedores que trabajan en casa o en pequeñas oficinas y que quieran dar formalidad a su empresa.
  • Pymes que quieran profesionalizarse. No importa si iniciaste tu negocio en una oficina física, nunca es tarde para dar el paso al mundo virtual.
  • Empresas transnacionales que quieren abrir oficinas en otros países. Por lo que esta opción resulta muy conveniente debido a que obtendrán una dirección local y un domicilio fiscal. Además, si necesitas reunirte con clientes en ese país podrás usar las instalaciones del Centro de Negocios.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.